viernes, 10 de marzo de 2017

Mujer soltera busca...

Releyendo una entrada que escribí hace exactamente un año, me di cuenta de dos cosas:
-Una, que aparentemente esta es la altura del año en que me bajoneo y me siento incómoda hasta con mis amistades.
-Dos, que me convertí en la persona que no quería convertirme.

En dicha entrada, del 10 de marzo del 2016, escribí esta frase:
"...Y para no caer en esa soledad, la mayoría cae en querer lo mismo que tiene el otro, querer pertenecer, querer decir "soy tuyo/sos mío"... No estoy diciendo que eso esté mal, pero se complica cuando es algo en lo que no crees, algo que no apoyas, algo que te parece antinatural porque ser dueño de alguien o que alguien sea tu dueño te parece una locura."

Al leer eso me di cuenta de que me convertí en esa persona que no quería ser. ¿Por qué lo digo? Porque, a pesar de que no me gusta y me siento incómoda haciéndolo... Me hice una cuenta en Tinder.
Y si bien se que no va a llegar a ningún lado porque yo no le hablo a ninguna persona y hasta ahora ellos no me hablan a mi tampoco, el punto es que estoy buscando a alguien, hasta en los métodos que menos me gustan, porque siento que es lo que tengo que hacer. No porque realmente quiera una pareja, si no porque me siento sola y, por defecto, caigo en esa "si te sentís solo necesitás un novio/a".
No ayuda que últimamente me sienta tan sapo de otro pozo en todas mis otras relaciones. Menos todavía ayuda que no siento ganas de hablar con nadie de lo que me pasa (excepto mi doc, con ella hablo todo). Cada cosa que digo, que comento, siento que la respuesta que genera en la persona a quien se la digo es "estás equivocada" o "lo estás haciendo mal".
Se que probablemente sean ideas mías pero últimamente no quiero hablar con nadie porque no me interesa lo que nadie opine de mi vida. No soy una nena, se perfectamente bien cuando hago algo mal o cuando estoy actuando como una pendeja. Pero cuando se trata de cosas que siento, que me generan incertidumbre, lo que menos quiero recibir es un comentario que me tire abajo, que me denigre, que me trate como una mina que hace cualquier cosa... Y lo que más odio es que muchos de esos comentarios vienen de gente cercana, que piensan que hay un set de reglas para ellos y otro para mi. Yo no puedo hacer o decir o pensar tal cosa, pero cuando ellos hacen o piensan o dicen lo mismo que yo y cuando se los discutís, te dicen "pero en mi caso es diferente".
NO.
No lo es.
Pero para no generar un problema intento alejarme, no hablar, no nada. El problema es que mis silencios no duran mucho porque no soy un robot y necesito a esas personas cercanas en mi vida, me hace bien su amistad y su cariño... cuando no están tirándome abajo, claro. Y cuando vuelvo a abrir la boca, quizás pasa un tiempo en que no me siento atacada, pero después siempre se repite la misma historia... Quizás por eso busco una pareja, para poder alejarme de esa gente con una excusa, y cuando me quiera alejar de mi pareja poder volver a esas otras personas.
Mmm, no me había dado cuenta de que esa era otra función de una "pareja"...

En definitiva, acá estoy, buscando a alguien para "compartir" mi vida porque siento que es lo que tengo que hacer. Porque me ganaron por cansancio todos aquellos que me dicen que lo haga. Porque me doy cuenta que cada tanto necesito dejar en paz a la gente que me rodea y ahí es cuando caigo en cuenta de lo sola que estoy. Porque volver a tener sexo supongo que será un plus, al menos.
Así que ahora solo resta encontrar a ese alguien y acostumbrarme a ser alguien que no quiero ser, pero es quien realmente soy.


jueves, 9 de marzo de 2017

6 años

A 6 años de haber retomado terapia, hice muchos cambios. Cambios que me han dado paz mental, aumentado mi amor propio y gracias a ellos soy mucho más feliz. Aún me quedan cosas por resolver... El problema es que soy re lenta para hacerlo jajajajaja.
Agradezco a mi doc, que me ha ayudado muchísimo a crecer, madurar y ver la vida desde otros ángulos. Ángulos más simples... y más felices.
Quiero seguir resolviendo. Este año barajé la posibilidad de cortar el cordón, ya que me siento tan bien conmigo misma, pero hay un par de temas de suma importancia que debo trabajar y no quiero dejarlos en el tintero (y dado que soy lenteja, quien sabe cuánto tiempo me lleven).
Tengo mis días buenos y tengo mis días malos, como todo el mundo. A mi me sirve mucho la terapia, mi doc me entiende como nadie y me saca la ficha al toque. Pero la que debe hacer todo el trabajo para cambiar Soy Yo.
Hay quienes sientes que hablando con un extraño no resuelven nada y está bien, esos son ellos, no todo el mundo hace las cosas de la misma manera. En mi caso, es lo que me sirve. No me interesan las terapias alternativas, ni los chamanes, ni buda. No creo en la magia, no existen las soluciones express. A mi me sirve hablar y, especialmente, hacerlo con esta persona que sabe cómo meterme el dedo en la llaga cuando lo necesito y cómo darme ese empujoncito que me hace falta para vencer el miedo. Sabe escuchar exactamente lo que quiero decir aún cuando no me salen las palabras correctas. Sabe hacerme decir cosas que ni yo sabía que tenía escondidas en mi interior.
Pueden pasar meses sin que se vean resultados desde afuera, pero el trabajo interno está y depende SOLO de mi. Y la recompensa, cuando por fin subo un escalón más de esa escalera mental que tanto me cuesta, es total y pura felicidad.
Felicidad que nada ni nadie me puede dar, excepto yo misma.

jueves, 23 de febrero de 2017

Lo se...

Uuuuuuuuuuuuufffffffffffffffffffffffffffffff!!!!!!!!!!

Se que no todo es como lo siento ahora.
Se que estoy en un bajón y que voy a salir.
Se que los demás tienen sus vidas y no pretendo realmente que vivan pendientes de mi.
Se que necesito algo. No sé lo que es.
Se que estoy considerando seriamente renunciar a mi trabajo a pesar de no tener otro.
Se que estoy mirando pasajes a Escocia para irme la semana que viene.
Se que soy feliz cuando no deseo nada que no dependa de mi.
Se que puedo ser feliz sin cosas que alguna vez quise.
Se que preguntarme si hoy en día las quiero es lo que me hace dudar de mi felicidad.
Se que me dan celos las relaciones entre mis amigas porque siento que ya no encajo en esos grupos.
Se que eso está mal.
Se que busco más atención de la que merezco.
Se que no soy el centro del universo, aunque a veces pareciera que eso quiero.
Se que no quiero hijos ni pareja porque estoy muy cómoda sin ellos.
Se que la razón de que no los quiero yace en mi creencia de que jamás los tendré, así que es mejor ni quererlos.
Se que los que me quieren desean que tenga ambas cosas ...A veces pienso que es para sacarme un poco de encima de ellos.
Se que puedo vivir sola y feliz... preferentemente viajando.
Se que me quiero ir, convertirme en alguien más, alguien que vive de visita en visita, alguien sin raíces que la puedan atar y tirar abajo. Vivir sin amar realmente a nadie para que nunca duela cuando se vayan.

Se que mi vida nunca será lo que yo quisiera... porque soy una cobarde.

martes, 17 de mayo de 2016

VIVA MÉXICO CABRONES!!!

Me voy, me voy, me fuiiiiiiiii!!! jajajajajaja

 Tengo los pasajeeeeeeeeeeeeeeeeeeeesssssssssssssssssssss!!!! wiiiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!

Nos vemos en noviembreeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!

Estás son las mañananitas que cantaba el Rey David...... aJAJAJAJJAAJJA!

lunes, 14 de marzo de 2016

Not that kind of love

I have lots of people who love me. I have friends and family, I'm loved as a daughter, a sister, a cousing, an aunt, a niece, friend, a best friend... But I've never been loved as a woman.
I had a boyfriend once... I think he was the only one that came closest to loving me for real, just like I did with him. But our time was short, we didn't got to know each other fully so who knows how that would've turned out.
The thing is, I strongly believe some people are not meant to have that kind of love. Romantic love, I mean. And I believe I'm one of them. Oh, is not that I don't want it, I just don't think I'll ever get it, I don't think I'll ever love someone enough to say they're the love of my life and, even more so, I don't believe anyone would ever feel that way about me.
First, I don't think I'm capable of doing it because that would mean I'd have to let my guard down, I'd have to let someone in deep enough to hurt me and, whenever I've done that as a kid (whether it was romantic or not), I also became kind of a minion for that person. I wanted to give them everything, I wanted to make their life better, I devoted my life to them.... Which, lets face it, it was way too much. I guess I never learned how to navigate the middle ground: it's all or nothing for me. And that's what broke my heart time and again until I shut it down for good.
And I don't believe anyone could ever love me that way either, because... well, nobody ever has. I'm 33 years old, I'm not a child anymore, if nobody was able to love me romantically when I was more inocent, a lot less jaded, more capable of showing my true feelings (and also younger, thinner, more lively)... why would they do it now?
Still, I dream of the day someone will come out of nowhere to prove me wrong, to sweep me of my feet and make me understand that I am worthy of love, that I am capable of love too, and that it's ok to be scared as long as I know I'm not alone anymore. Never again...
But that's the thing about dreams: I learned a long time ago that not all of them come true and the ones that do require a lot of sacrifice... and they're never exactly how you dream them. In this case, specifically, dreams are just pure fantasy.

jueves, 10 de marzo de 2016

Yours or mine??

Lo que hay que entender es que no todos somos capaces de tener a ese alguien que dice ser "tuyo".
No creo que yo pueda ser de nadie, tampoco. Amo mucho mi individualidad como para entregarme de esa manera y permitir que otro tenga ese control sobre mi. Especialmente porque no considero que ese otro sea, pueda o quiera ser igualmente mío. Entonces, si yo no puedo entregarme, no pretendo que nadie se entregue a mi.
En realidad, una parte de mi ser siente que nunca podré tener a alguien a quien llamar "mío" y por eso doy vuelta la premisa y decido que yo no puedo ser de nadie.
No es un destino tan malo como parece, de verdad, soy feliz conmigo misma.
Esa cualidad de "ser de alguien" o que "alguien sea tuyo" solo puede atribuirse a las relaciones de pareja, porque no podes decirle a tus amigos que son tuyos. Ellos quieren ser de alguien más y eso es lo correcto. Habrá quienes quieran pertenecer a alguien y habrá los que no, el punto es que los amigos no pertenecen a nadie, que las relaciones de amistad no tienen exclusividad ni pertenencia. Y cuando tu soltería es tu estandarte, vivir sin pareja no es un problema siempre y cuando tengas amigos. Pero ojo, los amigos no son tuyos, ellos ya tienen alguien a quien se entregan y comparten esa idea de pertenecer el uno al otro.
Ahí es cuando la soledad se siente. Por mucho que no te interese ser "dueño" de nadie, cuando tus amigos no te necesitan como vos los necesitás a ellos (porque solo los tenes a ellos para compartir, mientras que ellos tienen a alguien más), se siente.
Y para no caer en esa soledad, la mayoría cae en querer lo mismo que tiene el otro, querer pertenecer, querer decir "soy tuyo/sos mío"... No estoy diciendo que eso esté mal, pero se complica cuando es algo en lo que no crees, algo que no apoyás, algo que te parece antinatural porque ser dueño de alguien o que alguien sea tu dueño te parece una locura.
Cada uno es individual, no le pertenecemos a nadie y nadie nos pertenece. Tan solo podemos elegir a una persona para ser nuestra pareja y compartir nuestra individualidad y ser felices juntos. Y eso está perfecto.
Y si elegís no tener pareja y compartir tu felicidad con tus amigos, eso también está perfecto, pero tenés que entender que el que está fuera de la norma sos vos. Dejalos que sientan que se pertenecen si eso los hace felices. Vos sos el distinto, no le perteneces a nadie y nadie te pertenece, así que tenes que aprender a ser feliz con lo que tenés. No pidas más porque no hay.